CE-medio

Todos ganamos


Estas han sido semanas de buenas noticias. El alcalde mayor de Bogotá expidió un decreto que mantendrá los estratos actuales durante diez años, lo que asegura la permanencia de quienes quieran quedarse en Fenicia.

Esta noticia, que beneficia a todos los habiantes del barrio, llega en el mejor momento para Tatiana Sandino y Brian Cárdenas, beneficiarios del Programa de Formación para el Trabajo de Progresa Fenicia, que se llevaron el galardón del Fondo de Juventudes Urbanas ONU-Hábitat, que premia los mejores proyectos de emprendimiento. Esta es la historia de cómo su sueño se hizo realidad.

La propuesta de estos dos estudiantes de Formación en Cocina de la Fundación Escuela Taller de Bogotá hace parte de los 38 proyectos, elegidos entre más de 8000, de países de África y América Latina. Su idea de negocio se basa en la venta de “perros daneses”, una salchicha envuelta en queso y cubierta con hojaldre, a pocos metros del edificio Monjas de la Universidad de los Andes. Además de ellos, otros cuatro emprendimientos de alumnos y exalumnos de la Escuela Taller recibieron el premio que les permitirá poner en marcha sus proyectos.

congestAparte de su producto estrella, Tatiana y Brian incluirán en su menú pasteles de masa hojaldrada con pollo al curry y crema de leche, opciones vegetarianas y productos de origen natural, como jugos y ensaladas de frutas. Todos, la comunidad uniandina y los vecinos de Fenicia, podrán disfrutar las preparaciones de este dúo a partir de enero del próximo año. “No queremos vender productos artificiales, por eso las únicas opciones de bebida serán jugos o batidos a base de frutas”, afirma Tatiana.

Actualmente, Tatiana, de 18 años, y Brian, de 26, novios desde hace un año y medio, continúan con su programa de estudios, al que ingresaron en febrero, gracias a la convocatoria que Progresa Fenicia abre cada año para que jóvenes del sector de 15 a 25 años que hayan cursado al menos hasta grado noveno accedan a los programas de Formación en Cocina, Construcción y Carpintería, en convenio con la Escuela Taller.

“Antes, trabajaba en uno de los parqueaderos del sector, pero me aburría de hacer siempre lo mismo. Hasta que un día encontré la convocatoria en Casa Fenicia y con Tatiana decidimos inscribirnos en Cocina para hacer carrera juntos”, recuerda Brian, quien asegura que la Escuela Taller se convirtió en su segundo hogar.

Tatiana y Brian estarán en la Feria Fenicia compartiendo su experiencia emprendedora y enseñando una de sus deliciosas recetas a todos los visitantes al evento. Una sincera felicitación para esta pareja ejemplar que con amor y esfuerzo empiezan a construir uno de sus sueños.